22 ago. 2012

Nimio LXIV: pongámonos los guantes blancos y acompañemos a Neal Caffrey en White Collar

Desmarcándome un poco de los últimos nimios en los que me he centrado en libros y videojuegos, hoy os traigo la última serie a la que me he enganchado, y mucho. Y la verdad es que el argumento daría para un libro o para un videojuego sin dudarlo. Se trata de White Collar, Ladrón de guante blanco en español, y es que sorprendentemente la estoy siguiente en nuestro idioma ya que tiene un doblaje muy, muy bueno (el protagonista es la voz de Bruce Wayne en los Batman de Nolan).


White Collar nos presenta a Neal Caffrey y Peter Burke, el primero es un ladrón y estafador a gran escala mientras que el segundo es un agente del FBI que consiguió atrapar a Caffrey hace unos años. El problema reside cuando Caffrey escapa de prición cuando le quedaba muy poco para cumplir condena. Saltando por encima del primer capítulo (el cual veréis en cuanto acabéis de leer esto) ambos terminan trabajando juntos para que Caffrey no deba volver a prisión.

A priori esta serie puede no llamar la atención. Así me paso a mi, supe de su existencia pero ni me preocupe en darle una oportunidad. Sin embargo un día cualquiera la 'pillé' en la FOX y me enganchó de tal manera que tuve que conseguir todos sus capítulos: 3 temporadas de unos 16 episodios a día de hoy.


Podemos asemejar White Collar a ese tipo de series como Bones, CSI u otras series de este tipo. En cada capítulo hay que resolver un caso distinto, pero mientas que en estas series se trata de asesinatos en White Collar por lo general nos enfrentamos a estafas, robos de obras de arte, algún secuestro... Casos que Caffrey y Burke acompañados por el resto del equipo del FBI deben conseguir solucionar.

A mi personalmente estos capítulos ya me atraen lo suficiente pero para ponerle más picante a la serie, la aderezamos con una pedazo de conspiración en la que Neal y Kate (su novia) se ven envueltos sin saber muy bien cómo ni por qué. Una conspiración que nos hará divagar sobre quién es bueno y quién es malo haciéndonos dudar de todo y todos.


Pero bueno, al final llegamos a lo que suelo decir al comentar otras series: lo más importante son los personajes. Que logres empatizar con ellos no es nada fácil y White Collar lo consigue. Y no solo con el protagonista sino con muchos de ellos. Caffrey lo borda con una sonrisa y un encanto especial muy apropiado para todas sus 'fechorías' pero es que mejora notablemente con la compañía del agente Burke. Un relación muy complicada de conseguir entre el bueno y el malo con grandes toques de humor.

Los secundarios no se quedan atrás: Liz, la mujer de Burke la cual es interpretada nada más y nada menos que por la Kelly Kapowski de 'Salvados por la campana' (¡Qué bueno volver a verla!), y que sirve de consejera de Peter; Mozzie, gran amigo y compañero de nuestro ladrón, un personaje muy peculiar y que ayuda en todo lo posible con sus triquiñuelas fuera de la ley; o Alex Hunter, una perista que se cruzó con Neal en el pasado y reaparece (veremos con qué intenciones).


Para no aburriros, os la recomiendo de verdad. Si no tenéis nada para ver o estáis cansados de las series de siempre, engancháos a White Collar y dejad que Neal Caffrey os estafe. Porque sí, el que tuvo, retuvo y aunque ahora esté del lado de los buenos, os estafará igualmente ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario