24 sept. 2012

Nimio LXVII: ciencia ficción de la buena en Mundo Anillo

En otros nimios literarios ya lo he dicho pero lo repetiré para despistados. Mi género favorito a la hora de leer siempre ha sido la novela policíaca, el thriller que te lleva por un camino y en el momento más inesperado te lleva por otro. Y casi todas mis lecturas han ido por ese camino, sin embargo de un tiempo para acá y en gran medida por 'culpa' del podcast 'La Biblioteca de Trantor' y más recientemente 'La órbita de Endor' he abierto la mente a los géneros de fantasía y ciencia ficción que suelen ir muy de la mano.

Así es como he visitado distintas distopías, me he acercado a las sagas de Geralt de Rivia o 'Canción de hielo y fuego' o he visto clásicos del cine como 'Alien', 'Blade Runner' o '2001 Una odisea en el espacio'. Y hoy os traigo otra obra de ciencia ficción, muy laureada en su momento y que me ha dejado muy satisfecho. Bienvenidos al universo creado por Larry Niven en su Mundo Anillo.


Como ya he dicho no soy muy experto en ciencia ficción; tengo en mis futuras lecturas 'obrazas' como La fundación, Dune o El juego de Ender. Hasta ahora, mi conocimiento sci-fi queda acotado por distopías de Bradbury, Huxley, Dick... y algunos libros de universos videojueguiles como Halo o Mass Effect. Por ello me ha gustado especialmente la novela de Niven al dar el salto y poder visitar mundos en otras galaxias a velocidades hiperlumínicas, descubrir curiosas teorías más o menos científicas y conocer civilizaciones extraterrestres de lo más variopintas. Pero bueno, veamos qué nos cuenta el bueno de Larry.


Mundo Anillo nos sitúa en un futuro en el que la humanidad ha conquistado el espacio y ha llegado a relacionarse con seres extraterrestres de manera pacífica. Nuestro protagonista es Luis Wu, un humano de 200 años (el desarrollo científico ha permitido estas edades en los humanos) que el dia de su cumpleaños conoce a Nessus, un extraterrestre de una raza que se creía extinguida. Este personaje arrastrará a Luis a un peligroso viaje, acompañado de un 'equipo' formado por otra humana y un kzin (otra raza extraterrestre). Este viaje les llevará hasta el Mundo Anillo, un inmenso artefacto de origen artificial, sobre el cual tendrán que descubrir sus secretos: quién o qué lo fabricó, cuándo y con qué finalidad... Pero eh, no será el Mundo Anillo el único que guarde secretos sino que la tripulación... Y oye, hasta aquí puedo leer...

Para una persona como yo sin mucha cultura sci-fi pero amante a más no poder de los misterios del universo, Mundo Anillo es una obra muy, muy atractiva. Niven nos ofrece unos ingredientes sumamente interesantes. Por una parte nos presenta una humanidad muy avanzada tecnológicamente y nos da muchos detalles sobre esos avances. Por otra, hace que esa humanidad se haya relacionado con distintas razas alienígenas, pero una relación de 'tú a tú' no solamente basada en la guerra, y además dota a esas razas de un trasfondo sobre el que nos da unas pinceladas en esta primera novela (hay que tener en cuenta que Mundo Anillo cuenta con tres secuelas). Y para terminar, crea un mundo (basado en la esfera de Dyson, una teoría muy interesante) enorme del que solo descubrimos una ínfima parte pero que nos permite dar rienda suelta a la imaginación. ¿Estará habitado este mundo anular? ¿Qué tipo de tecnología habrá en él? ¿Dónde estarán sus creadores?...


No os diré que se trata de una novela que rebose adrenalina ya que realmente acción no hay demasiada: no hay persecuciones trepidantes ni cruentos enfrentamientos con pistolas láser. De lo que sí se trata es de un viaje casi perfecto. Se trata de comenzar a leer y dejarte llevar por Nessus y compañía mientras disfrutas viendo un mundo ideal (o no tanto) perfectamente dibujado en tu mente. Se trata de disfrutar  dándole vida a lo que lees, tan fantástico pero quién sabe si real dentro de cientos de años. Disfrutar, leyendo, imaginando.

PD. Me resulta ineludible hacer mención al universo creado por la saga de videojuegos Halo al conocer un poco Mundo Anillo. La propia portada de la novela fue la que llamó mi atención al ver algo muy similar a lo que ya había visto en los videojuegos. Eso sí, una vez te metes en el universo de Niven descubres las grandísimas diferencias entre ambos artefactos pero se hace más que evidente la gran influencia de RingWorld en el juego de Bungie y todo lo que se generó 'a posteriori'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario