7 nov. 2012

Nimio LXXVII: reuniendo los 'Año Uno' del universo Batman

En este nimio recojo cuatro reseñas que publiqué en las últimas semanas en Goodreads sobre los orígenes de cuatro de los personajes, a mi parecer, más interesantes del universo Batman. No todos nos presentan unas historias brillantes pero son muy recomendables ya que crean el trasfondo y la personalidad de estos personajes. Para el futuro quedan pendientes otro 'Año Uno' de personajes como Nightwing o los villanos más famosos a los que se enfrenta e hombre murciélago.


Sin lugar a dudas, este Batman: Año Uno es uno de esos comics sobre el caballero oscuro que hay que leer sí o sí. Es más, debe ser la primera historia que se lea al acercarse por primera vez a Ghotam City. Frank Miller nos narra el punto de partida en que todo comenzó para Bruce Wayne: el cómo llega a convertirse en Batman y esas primeras dificultades tanto por no estar del todo preparado como por el montón de impedimentos que le ponen las autoridades de Gotham.

Pero no es lo único que nos cuenta Miller ya que también nos presenta los problemas tanto personales como profesionales que debe resolver Jimmy Gordon a su llegada a la ciudad, antes de convertirse en comisario. Y por si fuera poco, vemos algunas pinceladas de los inicios de Catwoman, inicios que se verán expandidos en el Año Uno de la gata.

También podemos disfrutar de un dibujo bastante bueno a pesar de los años. Ésto, con una historia adulta y fundamental para comprender la oscuridad que rodea al caballero oscuro y su origen, lo convierten en una lectura obligada. Si te gusta Batman y no has leído su Año Uno, lo siento mucho pero ni te gusta tanto ni lo conoces lo suficiente.


Este 'Her Sister's Keeper', el denominado Año Uno de la mujer gato, se sitúa temporalmente durante los acontecimientos acontecidos en el Año Uno de Batman. Mindy Newell aprovecha las bases que puso Frank Miller sobre Catwoman y expande su historia creando un interesante origen.

Nos encontramos con una Selina Kyle trabajando de prostituta en el East Side de Gotham, los bajos fondos. El mal trato que recibe por parte de su chulo la llevan a comenzar su particular metamorfosis hacia lo que finalmente es Catwoman, un personaje que ella crea tanto para salir adelante mediante robos y para dar rienda suelta a su venganza. 

Una trama en la que se cruzarán viejas trencillas familiares y la importante aparición del caballero oscuro intentando reconducir los actos de Selina. Como resultado tenemos un Año Uno que sin llegar al nivel del de Batman dota a 'la gata' de una profundidad y una personalidad muy interesantes en el futuro y que la llevarán a esa cuerda floja entre ser heroína o villana.


En este 'Batgirl: Año uno' se le da un origen a la creación de Batgirl, compañera de aventuras de Batman y Robin. Así, Chuck Dixon y Scott Beatty nos ofrecen su particular visión sobre el cómo y el por qué X personaje se convierte en superheroína y llega a unirse al hombre murciélago y el chico maravilla.


Encontramos una historia no demasiado atrayente sobretodo por unos villanos (Polilla Asesina y Luciérnaga) que no despiertan mucho interés. Además, al dibujo esta el español Marcos Martín con unas ilustraciones bastante aceptables y bonitas pero que, personalmente pecan ofreciendo un aspecto demasiado infantil/juvenil al más puro estilo Cartoon Network, algo que a los que nos gusta la 'oscuridad' de Gotham puede no atraernos demasiado. Pero insisto en que el dibujo, por sí solo es muy atractivo.

Con todo queda una historia que se deja leer facilmente y nos permite pasar un buen rato pero que no pasará a la historia del universo Batman.


Este es un cómic situado antes que 'Batgirl: Año Uno' y creado por el mismo equipo de guionistas, y para empezar me ha resultado una historia sutilmente mejor que la de la chica murciélago.


Al igual que en cualquier 'Año Uno', se nos traslada a las primera aventuras del protagonista, en este caso el joven Robin bajo la tutela de Batman. Y es cierto que esta historia tiene cierto toque más adulto en algunos momentos y un villano principal más potente como es Dos Caras (aunque aparecen otros) que los que encontramos con Batgirl. Por ello, y porque nos permite conocer un poquito más al mayordomo Alfred (tenemos la oportunidad de ir leyendo su diario con sus inquietudes) me ha resultado una historia más 'convincente'.

Y ojo, porque el dibujo también es un poco Cartoon Network (como en 'Batgirl: Año uno') pero un poquito menos. Por lo tanto encontramos una historia que agrada en todos sus aspectos y nos deja unas pinceladas muy interesantes sobre este Robin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario