31 dic. 2013

Nimio CXXI: nos sumergimos en el maravilloso 'Ciclo de Trántor' de la mano de Isaac Asimov

Como colofón a un año más que satisfactorio en cuanto a literatura leída, en el que me he entregado casi totalmente a los géneros de fantasía y ciencia ficción, he decidido cerrar esta temporada con una de las obras más importantes e influyentes de la historia: la Saga de la Fundación de Asimov, centrándome en un principio en el conocido como Ciclo de Trántor.

Sin entrar en detalles, Asimov nos traslada a un futuro muy lejano en el que la humanidad se ha extendido por todo el universo llegando a un punto de estancamiento. Hari Seldon, por medio de la psicohistoria (una ciencia que mezcla matemáticas, psicología, sociología, historia...), anticipa el final de este Imperio Galáctico tal y como lo conocemos y traza un plan por el cual un grupo de científicos crearán la Fundación con la idea de preservar todo el avance científico logrado para que cientos de años después se llegue a la instauración del Segundo Imperio Galáctico... ¡y hasta aquí puedo leer!



El primer libro de este Ciclo está formado por cinco relatos/novelas cortas independientes y unidas entre sí por el plan ideado por Seldon, presentando en cada historia diferentes crisis (denominadas como Crisis Seldon) a las cuales la Fundación se debe enfrentar para llegar al final previsto por el psicohistoriador. Por lo tanto, lo primero que llama la atención de la obra es la grandiosidad de la misma, ya que poco a poco navegamos por una historia que abarca cientos de años conociendo a diferentes personajes protagonistas.

Personalmente, 'Fundación' es una obra complicada por todo lo que supone. Por ello, es recomendable leer bastantes historias, de ciencia ficción en particular, para que no te resulten del todo desconocidas las implicaciones de lo que Asimov plantea.

Según he terminado con esta primera novela, me pongo con la segunda. Obviamente esto dice mucho a favor de esta saga. Resultaría muy fácil fastidiarla con una obra de este tipo; sin embargo, Asimov consigue que nos interesemos por cada uno de los personajes y las situaciones a pesar de estar separados por muchos años, y dota a todo su universo de una coherencia más que aplaudible. Por lo tanto, os animo a sumergiros en los entresijos de la psicohistoria, ¡y que Hari Seldon nos guíe! 


Isaac Asimov continúa en 'Fundación e Imperio' trazando la ejecución del plan ideado por Hari Seldon para salvar a la humanidad de sí misma y provocar la implantación del Segundo Imperio Galáctico en un tiempo récord. Si en la primera novela Asimov avanzaba más de cien años sobre el plan trazado, en esta segunda alcanza los 300 años desde la implantación de la Fundación en Términus.

En este caso se recogen dos novelas cortas que presentan dos grandes crisis a superar para que la 'visión' de Seldon se lleve a cabo. Por un lado, el inevitable encuentro con lo que queda del Imperio Galáctico, y por otro la aparición inesperada e impredecible de El Mulo, un único ser capaz de poner en jaque el futuro de la Fundación y por ende el de la humanidad.

Especial importancia en el 'Ciclo de Trántor' parece tener este Mulo, un personaje muy intrigante, desconocido en todo momento pero capaz de mover los hilos de la galaxia desde un segundo plano mediante su particular 'poder'. Y un personaje que da el pistoletazo de salida para la búsqueda de la Segunda Fundación, hasta ahora vagamente nombrada pero que debe tener una importancia máxima en el plan de Hari Seldon.

En definitiva, 'Fundación e Imperio' es la fabulosa continuación de la grandísima epopeya que supone toda la historia de la Fundación y que nos sirve casi de prólogo para un desenlace que, si nada falla, estará a la altura de las expectativas. Por lo tanto, solo queda seguir confiando en que los designios de Seldon nos guíen hacia ese final sin (excesivos) problemas.


Como resumen a este cierre de trilogía, se puede decir que Isaac Asimov pone un broche brillante a su obra y seguramente supera las expectativas que crea en las dos anteriores novelas.

En esta tercera novela, vuelven a ser dos las novelas cortas que conforman el todo de la 'Segunda Fundación'. En principio encontramos lo que supone la continuación de la historia del Mulo, el cual prosigue la búsqueda de esa Segunda Fundación. Una historia que simplemente por su último capítulo merece muchísimo la pena. La obra (y el ciclo de Trántor) terminan con 'La búsqueda de la Fundación', una sucesión de hechos centrada en la búsqueda de la Segunda Fundación por parte de la Primera y el intento de volver a la senda marcada por el Plan Seldon (abandonada con la aparición del Mulo).


Si algo consigue esta tercera novela es mantener el interés en todo momento, haciendo que dudemos de todo lo que creemos saber: cuales eran las intenciones reales de Seldon, existe esa Segunda Fundación o es un mito, los personajes son reales o meras máscaras... Una serie de giros inesperados hacen que no dejemos de abrir la boca por el asombro hasta que encontramos un final que, por última vez (de momento) nos incita a aplaudir al bueno de Asimov.


Este 'Ciclo de Trántor' es inmenso, y realmente solo conocemos algunos entresijos de su gran historia, por lo que me parece inevitable continuar sumergiéndose en las diferentes partes de la saga, las cuales no se si estarán a la altura, pero merecen una sincera oportunidad. Eso sí, será en 2014. Por ahora, me quedo soñando, mirando a las estrellas, y realizando complejos cálculos psicohistóricos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario