1 oct. 2013

Nimio CVII: la realidad irreal de los superhéroes en Kick-Ass

Con motivo del estreno de Kick.Ass 2 en los cines me decidí a leer los 2 primeros volúmenes sobre este producto en su versión cómic. Un total de 15 números que se pueden leer en un par de tardes y que dejan un muy buen sabor de boca. A continuación os dejo los 2 textos que he realizado en Goodreads en los que doy unas breves pinceladas y que espero os animen a dar una oportunidad a la obra de Mark Millar y John Romita Jr.


Kick-Ass es el auténtico y genuino 'Imagina ser un superhéroe'. Y es que este es el argumento de este primer volumen: Dave Lizewski es un chaval, amante de los cómics que un buen día, aburrido, decide enfundarse un traje y salir a combatir el crimen. El problema es que en la vida real 'ser un superhéroe no es tan divertido como en la ficción y sobretodo es muy, muy peligroso. Así se ve envuelto en una trama de mafias donde conocerá a alunos personajes muy interesantes.

Millar y Romita no han creado una obra maestra. Para comprender esto no hay más que leer las primeras páginas. Simplemente han creado una historia pseudorealista: 'realista' porque los protagonistas podríamos ser tu o yo y 'pseudo' porque todo lo que ocurre es tan inverosímil que no hay por donde cogerlo.

Lo cierto es que esta historia tiene unos ingredientes muy atractivos. Es muy divertida, a la par que muy, muy violenta. Además, se deja leer muy facilmente y en una tarde se pueden leer los 8 números con que cuenta este Volumen 1. Y, para no explayarme mucho más, tiene a uno de los mejores personajes de cómic que se pueden encontrar: Hit-Girl, una niña de tan solo 10 años que te hará dudar entre achucharle o salir corriendo y rezar para que no te alcance. En definitiva, Kick-Ass es una obra para pasar un buen rato sin grandes pretensiones. 



¿Debéis leer Kick Ass 2? La respuesta es muy sencilla: si te gustó el primer volumen, por supuesto; si no te gustó, no lo toques ni con un palo. Y es que las aventuras de Kick Ass y Hit Girl son más de lo mismo, y continúan el hilo dejado en el final del primer volumen.

Si bien es cierto que arranca algo dubitativo, con Mindy, nuestra niña favorita algo apagada, poco a poco la historia va cobrando fuerza: Kick Ass consigue nuevos amigos y crea un supergrupo para enfrantarse al supervillano definitivo. Y una vez llegamos a la mitad, ya no hay vuelta atrás... se va a liar parda sí o sí.

Y en esa recta final encontramos un montón de píldoras muy destacables. Momentos muy duros que pondrán a Dave al límite, la resurrección de una Hit Girl que tras reprimirse, simplemente explota, unos malos malosos bastante carismáticos, y sobretodo unos enfrentamientos aún más brutales, violentos y sangrientos que en el Volumen 1.

Pero claro, no todo podía ser bueno... como gran handicap tenemos el final de la historia. Y es que no se puede considerar como un final autoconclusivo sino como algo demasiado abrupto, que te deja con un sabor agridulce, un Continuará... que deberá cobrar forma en el tercer volumen. Así que no nos queda otra que esperar a su aparición y seguir disfrutando de las aventuras de estos atípicos superhéroes.



Tras el éxito de Hit-Girl como personaje en 'Kick-Ass' Millar y Romita Jr. vieron la necesidad/filón de publicar un spin-off sobre esta particular superheroína y como excusa perfecta encontraron el hueco el espacio argumental entre los 2 primeros volúmenes de 'Kick-Ass'.

Así, nos encontramos con una historia centrada en el día a día de Mindy y el noche a noche de Hit-Girl. ¿Y contra que mal se puede enfrentar tras el estropicio que ocasionó en el Volumen 1? Pues contra el tío de Red Mist que desde la cárcel continúa controlando las actividades de la mafia.


Se repite el esquema del Volumen 2 pero a la inversa, ya que Dave desaparece durante gran parte de la acción, poniendo el foco en la vida cotidiana en el colegio de Mindy y en las salidas nocturnas como justiciera. El resultado, por supuesto funciona. El cómic al fin y al cabo es más de lo mismo, Hit Girl repartiendo leña a diestro y siniestro, creciendo en el nivel de gore hasta un final que enlaza perfectamente con el Volumen 2.

Sin embargo, personalmente prefiero la idea inicial de los volúmenes 'oficiales' ya que considero que el dúo formado por Dave y Mindy es más atractivo junto que separado y ese halo de misterio (que pierde un poco en este spin-off) le sienta muy bien a nuestra pequeña asesina. Con todo, Millar consigue ofrecer una nueva historia muy entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario