5 dic. 2012

Nimio LXXXII: paradojas espacio-temporales en Universal War One

Hoy os traigo la reseña que hice en Goodreads sobre un cómic europeo, un cómic de los que más satisfecho me han dejado últimamente y que los amantes de la ciencia ficción no deberíais perder la oportunidad de echarle un vistazo. Sin más preámbulos, os dejo con Universal War One.


En esta historia Denis Bajram nos hace viajar hasta finales del siglo XXI cuando la humanidad ha conseguido colonizar el Sistema Solar. Pero algo ha ocurrido, inesperadamente ha aparecido un muro entre Jupiter y Saturno que divide el Sistema en dos evitando saber que ocurre al otro lado. A partir de aquí, la escuadra Purgatory se verá inmersa en una increíble aventura espacial en la que se jugarán el futuro de la humanidad tal y como la conocemos.

Universal War One sorprende a todos los niveles. En cuanto al dibujado y al uso de las viñetas Bajram consigue un resultado excelente pero es que a cuanto a historia no se queda corto. Una historia muy adulta protagonizada por un escuadrón al que empezaremos a conocer de verdad al finalizar el primer tomo. Estoy totalmente convencido que gran parte del éxito de este cómic viene por estos protagonistas, unos antihéroes que 'sin comerlo ni beberlo' se encuentran ante una misión de dimensiones épicas.


Sobre la trama sólo os comentaré que nos encontramos con una genuina historia de ciencia ficción en la que los viajes en el tiempo (y en el espacio) se convierten en el pilar principal, acompañados de momentos realmente impactantes y con un velo religioso que cubre todo el conjunto (no hay más que ver los títulos de los tomos y los prólogos de cada capítulo).

Por todo esto, tenemos ante nosotros un cómic realmente bueno pero no apto para todos los públicos ya que aparte de presentar desnudos (es lo de menos), tiene escenas realmente duras. Y para poner la guinda, debe ser leído con plena atención ya que a ratos se pierde en explicaciones científicas bastante enrevesadas, nada sencillas de comprender por sí solas y a las que hay que añadir un sinfín de giros argumentales que nos dejarán ojipláticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario