29 sept. 2011

Nimio XIV: a ser el mejor del mundo con la raqueta en Top Spin 4

Lllegando el final de Septiembre, creo que es justo y necesario recomendar el que para mi es el mejor videojuego de este mes, lo cual no implica que sea un juego que haya salido en Septiembre ni mucho menos. El juego del que voy a hablar en esta ocasión es Top Spin 4. Un simulador de tenis, sí, lo llamo simulador de tenis con todas las de la ley.

Pero antes de daros unas pinceladas sobre este título me gustaría explicaros la razón por la cual es, indiscutiblemente, el mejor juego de Septiembre. Top Spin 4 llegó a mi casa durante mi retiro playero a manos de mi hermano que tras ver una suculenta oferta por 23 euros de segunda mano no se resistió a llamarme y preguntar si lo compraba. No me lo pensé, le estaba siguiendo la pista hace un tiempo.


Y desde mi regreso, con una Feria incluida, se ha convertido en uno de los juegos que más horas le he echado de manera continuada. Si no estaba en la Feria, estaba jugando. Más que jugando, viciándome. Casi como un enfermo xD Y es que tiene ese 'no se qué' que te engancha demasiado. Un juego perfecto para echar un par de partidos rápidos en un ratico que tengas, y que sin embargo los chicos de 2K Czech se encargan de que te digas 'venga, por un partido más no pasa nada'. Y otro, y otro, y otro...

Pasemos a lo bonito. Historia del juego. Eres un chaval que vive en Angola (ay omá que rica Miss Universo) y en su pueblo juega al fútbol. Un ojeador tenístico le observa, y le ve maneras para el tenis, así que se lo lleva a su academia y poco a poco irá mejorando y subiendo en el ranking hasta ser el mejor. Mmm... Vaya bacalá. No es verdad, aunque podría. El modo carrera es simple, creas tu personaje (de Angola o de donde prefieras), comienzas a entrenar y a disputar torneos menores. Vas mejorando tu nivel y accediendo a torneos de mayor nivel, Masters 1000, Grand Slam, etc. Vamos, una mera excusa.


Visualmente no es que se pueda decir mucho. Es muy normalito, tan solo me llama la atención la evolución del jugador durante el partido que comienza como una rosa, y si el partido se pone duro (que se pondrá) sudará como un pollo. Y ese sudor si que está bien conseguido, si bien en ocasiones resulta hasta excesivo. Ah, y obviamente el juego va cargado con muchos tenistas (hombres, mujeres y otros legendarios como Pete Sampras) que sí se parecen bastante. Aún así no me creo que no se puedan conseguir unos gráficos tipo Fight Night Round pues al jugar hay muy pocos elementos en pantalla...

Sonoramente.... ¿estáis de coña no? Melodías para los menús, y silencio en los partidos junto al ruido de tenistas, golpeo de la bola y aplausos del público. Y no os lo aseguro al 100% porque juego sin sonido escuchando podcasts o música xD

Como suele ocurrir en mis recomendaciones, vamos a lo importante. A JUGAR. Comencé el nimio diciendo que Top Spin 4 es un simulador de tenis. Podéis pensar: 'Este chaval está flipao, ni simulador ni simuladora'. Me inicié en los juegos de tenis con Virtua Tennis en Dreamcast. Tras jugar a las distintas ediciones (no se como será la cuarta, pero me imagino que similar) tengo clarísimo como se juega. Aprieta los botones todo lo que puedas, para pegar buenos palos, y muy raro será que la pelota se te vaya fuera. Luego podrás ganar o perder, pero eso es Virtua Tennis. Un ARCADE.


Y eso precisamente NO es Top Spin 4. En éste, es aconsejable que hagas el tutorial. En éste, te va a costar mucho conseguir golpes efectivos. Muchas veces te vas a sentir un pelele que no hace otra cosa que devolver pelotas de mala manera. Top Spin 4 no es fácil. Vas a perder partidos. Vas a perder torneos. Te vas a indignar con los programadores, con la CPU y contigo mismo porque no consigues hacer lo que tienes en mente, jugar al tenis y disfrutar.

¿Pues Khalin, vaya mierda nos estás vendiendo, no? NO. Definitivamente no. Lo grande de Top Spin 4 reside en su dificultad. Sí, es dificil. Pero no es imposible.  Eso es lo que lo convierte en un juego top (que diria Mourinho). La curva de dificultad es perfecta. Se sufre mucho para conseguir golpes ganadores pero el juego te invita a seguir, seguir y seguir... y al final lo consigues. Eso es lo fantástico de Top Spin 4, lo satisfactorio que es cuando ganas un Roland Garros o cuando ganas a ese jugador online que hace unos días te pasaba por encima.

Con todo esto creo que queda bastante claro que este juego me tiene loco. Le he echado muchísimas horas y las que le quedan. Solo me queda un consejo sobre como encararlo: haz el tutorial (al menos el básico), juega la carrera offline que te servirá para curtirte y por último lánzate al online. Yo estoy en esa última parte, ganando y perdiendo, porque como he dicho no es fácil. Aquí, si empiezas la casa por el tejado sufres el riesgo de atufarte y tirar el juego por la ventana. Así que ánimo, a emular a Rafa Nadal (o sucedáneos).

No hay comentarios:

Publicar un comentario