25 oct. 2012

Nimio LXXIII: conociendo la obra de Neil Gaiman (I)

Coraline ha sido mi elección para comenzar a adentrarme en la obra de Neil Gaiman,teniendo pendientes lecturas como Sandman o American Gods. Sin embargo, me decidí por esta novela al ver que tenía una extensión no demasiado larga de manera que si no me convencía lo que me ofrecía Gaiman, no me costaría mucho acabarlo (tengo la manía de terminar todo lo que empiezo a leer). Al terminarla, puedo decir que sí me ha convencido y se me ha hecho una lectura más que llevadera.


Coraline es una niña que se ha mudado junto a sus padres a una vieja casa tan, tan grande que se ha separado en apartamentos en los que viven otros inquilinos. Ya que se aburre mucho, decide explorar empezando por los alrededores para acabar en su propia casa. La sorpresa es cuando encuentra una puerta cerrada tras la que encuentra una réplica de su propia casa con sus propios padres... pero con algunas diferencias. Al volver a su verdadera casa, algo ha pasado... algo que solamente ella con ayuda de algún amigo puede arreglar, ¡y más le vale hacerlo!

Neil Gaiman nos ofrece un mundo real al que añade muchas pinceladas de fantasía e incluso de terror ya que a ninguno de nosotros nos gustaría encontrar lo que Coraline encuentra en la otra casa. Por ello, mi sorpresa es mayúscula al ver que hay quien denomina esta obra como literatura infantil/juvenil. Juvenil, lo podría entender, pero infantil... no se yo. En mi opinión, es más una novela corta fantástica con ciertos tintes de terror recubierta con un disfraz de falso infantilismo.


Porque sí, la protagonista es una niña y su comportamiento es el de una niña, pero la novela ofrece ciertos toques de inquietud y hace que nuestra imaginación viaje a unos mundos para nada bonitos e inocentes (ayudado por los dibujos que acompañan a la narración). Personalmente, si esta novela la hubiera leído en mi tierna infancia seguramente me habría pasado unos días con alguna que otra pesadilla.

En fin, Coraline es una pequeña historia que Gaiman nos quiere ofrecer. Una historia que inevitablemente nos hace recordar la 'Alicia en el Pais de las Maravillas' de Lewis Carroll, y una historia que en general deja muy buen sabor de boca haciendo volar nuestra imaginación a un mundo increíble en el que los miedos infantiles se hacen realidad. Eso sí, a partir de ahora nos pensaremos mejor si abrir puertas que no sabemos a donde nos pueden llevar...


Como extra, cabe recordar que existe una película basada en esta novela, titulada en España como 'Los mundos de Coraline'. Una película que todavía no he visto, pero que con ver el trailer recuerda a películas como 'Pesadilla antes de Navidad' o 'La novia cadaver', y es que comparte parte del equipo que trabajó en estos films y además la historia de Gaiman se presta bastante a esta ambientación. Habrá que verla y valorarla con conocimiento de causa, pero 'a priori' me atrae.

No hay comentarios:

Publicar un comentario